Internacionales

22.mar.2018 / 09:27 am / Haga un comentario

EEUU-e1521641770237-540x391

Luego de la orden ejecutiva firmada por el mandatario estadounidense Donald Trump, que pretende prohibir cualquier tipo transacciones en su país con la criptomoneda venezolana El Petro, el gobierno norteamericano amenazó este martes con aplicar nuevas sanciones a la Patria de Bolívar.

“En términos generales, no hacemos comentarios sobre futuras acciones, pero puedo estar seguro de que continuaremos evaluando la situación, estamos considerando sanciones adicionales”, dijo en rueda de prensa el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, al término de la reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20, celebrada en Argentina.

Desde Buenos Aires, el funcionario estadounidense ratificó que su Gobierno evaluó las acciones a tomar tras el lanzamiento de Venezuela de la criptomoneda El Petro, debido a que este instrumento financiero “busca eludir las sanciones estadounidenses”.

Este lunes, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva donde prohíbe, “a partir de su fecha de vigencia, todas las transacciones relacionadas, la provisión de financiación y otras transacciones por una persona de Estados Unidos o dentro de Estados Unidos, con cualquier moneda digital que haya sido emitida por, para o en nombre del Gobierno de Venezuela a partir del 9 de enero de 2018”.

En el decreto, el Gobierno norteamericano precisa que el término Gobierno de Venezuela, “significa cualquier subdivisión política, agencia o instrumentalidad del mismo, incluyendo el Banco Central de Venezuela y Petróleos de Venezuela, SA (Pdvsa), y cualquier persona que sea propiedad o esté bajo el control de, o actuando para o en representación del Gobierno de Venezuela”.

Durante los últimos meses, la Administración Trump ha intensificado su política hostil hacia Venezuela imponiendo sanciones unilaterales no solo contra funcionarios del Estado sino contra sus instituciones, afectando directamente al pueblo venezolano.

En marzo de 2015, el entonces presidente norteamericano, Barack Obama, emitió un infame decreto que declaraba a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad interna del país norteño, que dio pie a un conjunto de decisiones unilaterales incluyendo las sanciones, suplicadas, en su mayoría, por la derecha venezolana.

Desde el 2002, la oposición apátrida se mantiene confabulada con el imperialismo norteamericano con un objetivo común: acabar la Revolución Bolivariana para adueñarse de los inmensos recursos naturales que posee el país.

A partir de entonces, diversos han sido los planes orquestados desde Estados Unidos y ejecutados por la derecha cipaya para derrocar, en principio al Comandante Hugo Chávez, y ahora al Presidente Nicolás Maduro.

Sin embargo, ante el colosal fracaso de la dirigencia opositora, el imperialismo estadounidense ha decidido quitarse la careta y actuar a través de sus principales jerarcas, incluido el supremacista presidente Donald Trump.

Con el Mazo Dando

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.